Que es Gnosis

¿Qué es Gnosis?


Etimológicamente Gnosis es una palabra de origen Griego que significa CONOCIMIENTO, sabiduría de todo cuanto existe dentro del cosmos infinito.

La palabra Gnosis la encontramos en la terminología científica como diagnóstico, o sea, conocimiento claro, exhaustivo, profundo de algo que se estudia o investiga.

Los antiguos nos dejaron la sabiduría en signos, es decir en claves, símbolos; quien poseía la clave o sea la Gnosis, alcanzaba el conocimiento oculto de esa doctrina secreta trasmitida en jeroglíficos, ritos, monumentos, mitos y leyendas.

La Gnosis es el conocimiento trascendental del hombre y el universo, verificable de manera directa y personal mediante las facultades de cognición del Ser (capacidades elevadas de la conciencia).

Es una doctrina Universal que tiene como meta la auto-realización intima del Ser, es decir, el desarrollo armonioso de todas las infinitas posibilidades y facultades humanas.

Dondequiera que exista un anhelo espiritual, una inquietud espiritual; allí donde alguien se pregunte ¿quién soy?, ¿de dónde vengo?, ¿para dónde voy?, ¿por qué existo?, ¿para qué vivo?, ¿cuál es el objetivo de mi existencia?, etc. ; ahí esta la Gnosis.

Por eso grandes maestros de la humanidad nos dicen que la Gnosis es el origen de toda sabiduría, es ciencia y síntesis.

EL GNOSTICISMO

El Gnosticismo es la corriente filosófica,  además de ser un proceso religioso muy íntimo, natural y profundo.

Según los Gnósticos de los primeros siglos del cristianismo, la palabra Gnosis, podríamos traducirla por “intuición, personas que saben, conocedores de los secretos”, porque la Gnosis entraña un proceso intuitivo de conocerse a uno mismo y develar los grandes enigmas de la humanidad y conocer sobre todo el destino humano para el cual fuimos creados.


Solo a través del Gnosticismo podemos llegar entender “Quienes éramos y en que nos hemos convertido; donde estábamos… hacia donde nos apresuramos; de que se nos esta librando, que es el nacimiento y que es el renacimiento”, sin embargo, conocerse a uno mismo, en el nivel más profundo, es al mismo tiempo conocer a Dios; este… es el secreto mas profundo de la Gnosis.

ESTUDIANDO LA PALABRA GNOSIS POR SÍLABAS TENEMOS:

G: Significa génesis, comienzo, origen, principio, nacimiento. Esta letra es infinita y tan grande simbólicamente como el principio genético de todo cuanto existe en el cosmos.

NO: La silaba NO es el símbolo del santo negar, fuerza femenina o polo negativo que por derecho propio le corresponde gestar y dar vida a galaxias, mundos, dioses y el ser humano.

SI: La silaba SI es el símbolo viviente del aspecto positivo, fuerza masculina de la creación, el santo afirmar que engendra la vida de todo cuanto palpita en el espacio infinito.

S: Símbolo maravilloso del fuego, dador de vida; fuerza neutra, santo conciliar, conforma la armonía vivificante de toda existencia cósmica desde el microcosmos hasta el protocosmos.

En síntesis la palabra GNOSIS significa “Principio de la Creación”, por eso las diferentes filosofías, ciencias y religiones antiguas tenían y tienen una trinidad sagrada, ya que esta representa las tres fuerzas universales que crean el vida, la naturaleza y el cosmos. La fuerza Negativa (-) silaba NO, la fuerza Positiva (+) Silaba SI, y neutra (0), letra S, que se manifiestan en el átomo el cual es la matriz que forma la creación física.

La Gnosis es el conocimiento de una sabiduría trascendental (porque trasciende todo conocimiento) y transformativa, que enseña a la humanidad a ver, oír y palpar todas las cosas que hasta el momento se señalaban como grandes misterios.

Al considerar los problemas más generales de las diferentes humanidades y pueblos, indiscutiblemente encontramos que el centro neurálgico de todo problema es: la falta de Conocimiento, o la ausencia de la Verdad.

La Gnosis frente al Conocimiento Universal

En la literatura Gnóstica no se trata de modo alguno de un conocimiento cualquiera. La Gnosis es un Conocimiento dotado de un maravilloso prestigio, muy pocos logran comprender este conocimiento. Es trascendental del hombre y del universo, aprehensible mediante las facultades de cognición del “Ser”, que además enseña a la Humanidad a ver y palpar todas las cosas que hasta el momento se señalaban como grandes Misterios.

Es una verdadera Escuela Científica de Regeneración que persigue la transformación del Ser Humano, que pretende que cada hombre cambie sus principios básicos y costumbres y que se convierta en Verdadero Hombre.

Regenerarse significa volver a generarse dentro de nosotros mismos como quien vuelve a crear un nuevo Cosmos, una manera de “Ser” totalmente diferente y que respete los leyes universales que rigen la creación.

 

Sin una previa información sobre “Antropología Gnóstica”, sería algo más que imposible el estudio riguroso de las diversas piezas antropológicas de las culturas Aztecas, Mayas, Egipcias, etc.

Los Códices Mejicanos, Los Textos de Nahamadhi, Papiros Egipcios, Ladrillos Asirios, Rollos del Mar Muerto, Extraños Pergaminos, así como ciertos Templos antiquísimos, Sagrados monolitos, viejos jeroglíficos, pirámides, sepulcros milenarios, etc., ofrecen en su profundidad simbólica un sentido gnóstico que definitivamente escapa a la interpretación literal y que nunca ha tenido un valor explicativo de índole exclusivamente intelectual.

En el transcurso de la historia han existido grandes escuelas de Regeneración a lo largo de todo el mundo. Estas escuelas enseñaban en forma sencilla y oculta sus principios y fundamentos.

 

Escuela de los Esenios, Setianos, Peratas, Carpocrateanos, Nazarenos.
 Escuela de Alejandría, Pitagórica, Hermética.
 Escuela Alquimista de los Rosacruses Medievales.
Escuela de Raja Yoga, Escuela de Baki Yoga, Escuela de Gna Yoga.
Escuela de los Maniqueos de origen Persa.
Misterio de Egipto, Troya, Roma, Cártago, Eleusis.
Libro de Paracelso, Masones Primitivos.Mitos Griegos, Fenicios, Sirios, Indúes, Palestina, Sabiduría de Vedanta.
Los sublimes cultos de los Nahuas, Azteca, Mayas, Toltecas, Zapotecas, Chibchas, Incas y Quechuas.
Doctrina Secreta de los Caballero del Santo Grial.

 

Las diferencias entre las escuelas de regeneración antigua y la Gnosis, radican en que las primeras enseñaron en forma secreta los mismos principios y fundamentos que hoy la Gnosis esta divulgando públicamente.

La Gnosis es una recopilación de toda la sabiduría de las antiguas escuelas, por tal razón es denominada la Doctrina de la Síntesis, la cual se ha encargado de develar todos los Misterios hasta ahora ocultos para la humanidad.

La Ciencia Gnóstica es la Doctrina de la Nueva Era de Acuario, no se opone a ninguna religión, escuela o sistema de enseñanza espiritual debido a que afirma que todas las religiones son “Perlas preciosas engarzadas en el hilo de oro de la Divinidad”.

La Gnosis como Sabiduría Divina

Creemos firmemente que solo aquel que vivencia la Verdad es profundamente religioso.

Aquellos que encarnaron la Verdad, fundaron grandes religiones y las Grandes Escuelas de Misterios. No hay Religión más elevada que la Verdad.

Debemos distinguir entre las formas religiosas y los principios religiosos. Las formas religiosas,(creencias religiosas) son los distintos sistemas de enseñar cada principio.

La gran Religión Cósmica Universal infinita, asume distintas formas según las necesidades de cada raza y de cada época.

La Religión es propiedad inherente a la Vida.

Podría un hombre no pertenecer a ninguna Religión y sin embargo ser profundamente religioso.

 Gnosis: es una Sabiduría Divina porque es un Conocimiento de tipo superior de carácter Esotérico ya que estudia la vida, el hombre, el universo y los fenómenos inherentes a él, no sólo desde el punto de vista exotérico o externo a través de los sentidos de percepción externa, sino también desde el punto de vista anímico-espiritual o esotérico por intermedio de los sentidos internos u ocultos.

La enseñanza Gnóstica primaria nos conduce al Conocimiento del cuerpo físico, del alma y del espíritu inmortal.

Conociendo nuestro cuerpo, sabemos en qué vehículo andamos y quién manda y gobierna en él. Comprendemos que podemos mejorarlo y mejorar a su dueño, nos damos cuenta de que quien maneja el cuerpo es el Alma que hasta allí es producto de los sentidos y conciente porque es conocimiento vívido y de allí el nombre de conciencia; se nos enseña a convertir el Alma mortal en Alma inmortal.

La Conciencia o sea nuestra Alma, la desembotellamos por medio de tres factores que la revolucionan: Morir, Nacer y Sacrificio.

Sólo el Hombre Superior es capaz de sacrificarse por sus semejantes, sólo así comprende el hombre el primer mandamiento de la Ley de Dios “Ama a Dios

sobre todas las cosas y al prójimo como a tí mismo”.

La Doctrina del Ojo y la Doctrina del Corazón

Hay dos clases de sabidurías regeneratorias: la Doctrina del Ojo y la Doctrina del Corazón.

La Doctrina del Ojo es la relacionada con el intelecto e incluye todos los conocimientos externos.(Creencias, contenidos de lbros, este es un conocimiento subjetivo y parcial)

La Doctrina del Corazón, tiene que ver con la Intuición, la Conciencia y el Ser (es la vivencia directa del conocimiento, es un conocimiento objetivo e integro)

La Doctrina del Ojo , robustece la mente, materia, la morada del deseo; ella piensa, razona, saca conclusiones y conduce a la acción errada, todo lo quiere resolver por sí misma y no tiene en cuenta para nada la voz del Maestro Interno.

El Maestro Interno no piensa ni razona ni discurre, sino que su voz es la voz de la Intuición.

 

“Ya las escuelas dieron lo que debían dar, los Centros de Sabiduría se convirtieron en aulas de negocios, cada uno con sus tiranuelos que prohíbe a sus adeptos que se lancen a la búsqueda del Saber; aquí las prohibiciones, allí las excomuniones y amenazas.”

“Nosotros no queremos idólatras ni nos interesan los secuaces” así lo manifiesta el V.M. Samael Aun Weor (Fundador de la Institución Gnóstica). Además dice: “…nosotros somos postes de indicación, así que no se apeguen a nosotros, indicamos el camino a seguir para que cada cual llegue a su Maestro Interno, el que mora en silencio dentro de cada uno de ustedes”.

 “La Sabiduría pertenece al Íntimo y no es cuestión de poses fingidas. No andamos en búsqueda de seguidores, sólo queremos que cada cual se siga a sí mismo, a su propio Maestro Interno, porque ÉL es el único que puede salvarnos”.

 El Auto-Conocimiento y la Autognosis implican la aniquilación del “Yo”, del ego, del mi mismo, como trabajo previo y urgente para la Autorrealización que persigue la Gnosis, que es el armonioso desarrollo de todas las infinitas posibilidades humanas.

 Todo lo que tratamos en estos párrafos no se tratan de datos intelectuales caprichosamente aprehendidos; todo lo que estamos diciendo tradúzcase como experiencia auténtica, vivida, real.

 LOS TRES FACTORES DE LA REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA

 Nacer:El Ser humano dispone de diferentes tipos de energía, intelectual, motriz, emocional, instintiva y sexual. Estas energías debemos utilizarlas y aprovecharla sabiamente, para regenerar nuestro cuerpo, crear el alma inmortal y encarnar el espíritu.

El hombre es un ser no logrado, pero por medio del uso adecuado de sus energías, puede llegar a dar nacimiento a otros vehículos o cuerpos existenciales superiores del Ser y convertirse en verdadero hombre.

 

Morir: Existen dos tipos de muertes. La primera es la del cuerpo físico y la segunda está relacionada con el negarse así mismo, como lo enseñara Jesús, tiene que ver con la desintegración, la eliminación de todos nuestros defectos psicológicos, vicios, manías, aberraciones y todo aspecto psíquicos, mental o emocionante que nos cause daño a nosotros mismos y a los demás. Negarme a mi mismo es negar lo que soy ya que soy aquel que la sociedad y el entorno me enseñaron a ser.

 

Algo viejo debe morir en el hombre en nacer algo nuevo. Si no hay muerte no puede haber transformación.

 Sacrificio por la humanidad:“Quien no vive para servir, no sirve para vivir…”

Solo el hombre superior, aquel que se ha despojado de la codicia, de la envidia, la ambición, el odio, etc. es capaz de sacrificarse conscientemente por sus semejantes, ayudándolos a salir de su ignorancia, del dolor, del hambre, etc. sin esperar recompensa alguna.

La causa del error es la ignorancia, y esta se debe a la falta de conocimiento, por eso es importante impartir esta sabiduría a la humanidad.

Los chinos dicen “No solo hay que darle pescado a la gente, sino también enseñarle a pescar”.

Por lo tanto debemos luchar por traer a otros al camino secreto.

 

mail: info@gnosistv.com.ar

2 Comments

  1. norma liliana gentile marzo 22, 2014 10:21 am  Responder

    atrapante……estuve en. una charla. y quede absolutamente prendada .

  2. STELLA MELENDEZ febrero 15, 2014 8:20 pm  Responder

    muy interesante

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *